Hoy en día, las personas tienen derecho a la seguridad social, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad.                           

El derecho a la seguridad social protege a los miembros más vulnerables de la sociedad, asegurando los bienes y servicios necesarios para vivir dignamente.

Este concepto, en México, tiene la finalidad de garantizar el derecho a la salud, la asistencia médica, la protección de los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo; así como el otorgamiento de una pensión que, en su caso y previo cumplimiento de los requisitos legales, será garantizada por el Estado.

 

En este artículo te presentamos la importancia de la seguridad social, concepto, instituciones públicas que la otorgan, así como también los beneficios de cumplir con las obligaciones sociales que tiene una empresa.  

Los administradores del área de Recursos Humanos, contadores, encargados de las relaciones laborales, abogados, fiscalistas, directores y empresarios deben conocer esta información.

El 19 de enero de 1943, se emitió la Ley del Seguro Social, creándose así el Instituto Mexicano del Seguro Social, con la finalidad de garantizar el derecho humano a la salud y la asistencia médica. Así como a la protección de los medios de subsistencia, que garanticen la seguridad del salario, en particular en caso de vejez, enfermedad, invalidez, accidentes del trabajo, maternidad o pérdida del sostén de familia, y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo.

Seguridad Social en México

La seguridad social se encuentra dirigida a la protección y mejoramiento de los niveles de bienestar de las personas trabajadoras y sus familias, es un término que se refiere al bienestar de los ciudadanos, integrantes de una comunidad.

Concepto

La Organización Internacional del Trabajo, la define como la protección que la sociedad proporciona a sus miembros, mediante una serie de medidas públicas, contra las privaciones económicas y sociales que, de no ser así, ocasionarían la desaparición o una fuerte reducción de los ingresos por causa de enfermedad, maternidad, accidente de trabajo, o enfermedad laboral, desempleo, invalidez, vejez y muerte; y también la protección en forma de asistencia médica y de ayuda a las familias con hijos.

 

En la actualidad, México cuenta con varios sistemas de seguridad social, de los cuales destacan dos instituciones públicas que proveen seguridad social:

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)

De forma obligatoria para las personas que se encuentran vinculadas a otras por una relación de trabajo, los socios de sociedades cooperativas, y las personas que determine el Ejecutivo Federal a través del Decreto respectivo.

Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE)

También de forma obligatoria para las personas trabajadoras de los Poderes de la Unión (Ejecutivo, Legislativo, Judicial e Institutos Autónomos), en materia Federal, así como para la Ciudad de México.

 

Para las personas trabajadoras de los Estados, siempre y cuando exista convenio entre estos y el ISSSTE.

 

Ahora, es importante conocer las prestaciones y los distintos tipos de seguros que se otorgan tanto a mujeres como hombres, niños, o adultos mayores.

Seguro de Riesgos de Trabajo

 

Cubre los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, otorgando al trabajador asistencia médica, quirúrgica y farmacéutica, servicio de hospitalización, aparatos de prótesis y ortopedia, y rehabilitación; así como el pago de incapacidades (incapacidad temporal, incapacidad permanente parcial, incapacidad permanente total y la muerte).

 

En caso de fallecimiento del trabajador se otorga una ayuda para gastos de funeral, además de las pensiones de viudez, orfandad o ascendientes que correspondan.

 

Seguro de Enfermedades y Maternidad

 Otorga al trabajador, al pensionado y sus beneficiarios, asistencia médica, quirúrgica y farmacéutica, servicio de hospitalización, por enfermedades no profesionales, así como el pago de incapacidades al trabajador por dichas enfermedades.

 

Tratándose de maternidad, se otorga asistencia obstétrica para la asegurada, la cónyuge o la concubina, ayuda en especie por 6 meses para lactancia, así como el pago de incapacidades para la asegurada. 

 

Seguro de Invalidez y Vida

Los riesgos protegidos por este seguro son la invalidez y la muerte. Otorga las prestaciones cuando el trabajador sufre un accidente o enfermedad no profesional que le impide trabajar de manera ordinaria y obtener más de un 50% del salario que percibía durante su último año laboral, o en caso de muerte del trabajador.

 

Seguro de Retiro, Cesantía en Edad Avanzada y Vejez

 

Otorga una pensión para los trabajadores que hayan cumplido los períodos de cotización y la edad que exige la Ley del Seguro Social, cesantía: 60 años, vejez: más de 65 años con 1250 semanas de cotización nueva LSS o 500 semanas de cotización LSS 1973.

 

Si el asegurado no cuenta con las suficientes semanas de cotización puede retirar el saldo de su cuenta individual en una sola exhibición o seguir cotizando hasta que cubra las semanas necesarias para obtener la pensión.

 

El asegurado tiene el derecho de elegir la Administradora de Fondos para el Retiro de su elección y puede, con cargo a los recursos de su cuenta y de sus semanas de cotización, obtener ayuda para gastos de matrimonio o desempleo.

 

Seguro de Guarderías y Prestaciones Sociales

 

Se proporcionan los cuidados de salud, educación y recreación, incluyendo el aseo y la alimentación de los hijos de la mujer trabajadora y del trabajador viudo o divorciado que conserve la custodia de los hijos.

 

Prestaciones de previsión social. Se proporcionan mediante programas de promoción de salud, cultura y deporte, educación higiénica, sanitaria, prevención de accidentes y enfermedades, impulso y desarrollo de actividades culturales, cursos de adiestramiento técnico y capacitación para el trabajo, centros vacacionales, establecimiento y administración de velatorios.

Obligaciones para las empresas de acuerdo a la Ley del Seguro Social (LSS)

La Ley del Seguro Social, es el lineamiento que indica a las empresas la obligación de cumplir con la seguridad social y las obligaciones, que son las siguientes:

 

  • Registrarse e inscribir a sus trabajadores en el Instituto, comunicar sus altas, bajas y las modificaciones de su salario y los demás datos, dentro de plazos no mayores de cinco días hábiles.
  • Llevar registros, tales como nómina y listas de raya en las que se asiente invariablemente el número de días trabajados y los salarios percibidos por sus trabajadores, además de otros datos que exijan la presente ley y sus reglamentos. 
  • Es obligatorio conservar estos registros durante los cinco años siguientes al de su fecha.
  • Determinar las cuotas obrero patronales a su cargo y enterar su importe al Instituto. 
  • Proporcionar al Instituto los elementos necesarios para precisar la existencia, naturaleza y cuantía de las obligaciones a su cargo establecidas por esta Ley y los reglamentos que correspondan. 
  • Permitir las inspecciones y visitas domiciliarias que practique el Instituto, las que se sujetarán a lo establecido por esta Ley, el Código y los reglamentos respectivos. 
  • Cumplir con las obligaciones que les impone el capítulo sexto del Título II de esta Ley, en relación con el seguro de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez.
  • Cumplir con las demás disposiciones de esta Ley y sus reglamentos.
  • Expedir y entregar, tratándose de trabajadores eventuales de la ciudad o del campo, constancia de los días laborados de acuerdo a lo que establezcan los reglamentos respectivos.

Importancia de la seguridad social

 

Es de vital importancia la seguridad social, ya que, entre otras cuestiones, se obliga a las empresas a la implementación de una comisión de seguridad e higiene que diseñe y haga cumplir con modelos y manuales sobre reducción de accidentes.

 

Los empleados operativos deben tener la suficiente capacitación, entrenamiento y responsabilidad para observar los estándares de seguridad.

De manera que, el incumplimiento de este marco normativo, tiene como consecuencias las siguientes:

  • Incremento en el número de accidentes laborales.
  • Disminución de la eficiencia y productividad en el desempeño del trabajo. 
  • Incremento de cuotas en la seguridad social.  
  • Demandas y problemas legales. 
  • Así como un aumento en la prima de grado de riesgo.
  • Ausentismo laboral.

Beneficios de cumplir con la seguridad social

Los beneficios de los que puede gozar una empresa, siempre y cuando maneje de forma óptima su seguridad social, serán:

Para la empresa

  1. Mejoramiento en la estructura de las empresas, al reconocer su esfuerzo en cuanto a prevención de accidentes y enfermedades de trabajo.
  2. Evitar la rotación de personal y la insatisfacción laboral.
  3. Contar con trabajadores comprometidos y con excelente desempeño de sus actividades, lo cual favorece la productividad de las empresas.
  4. Empleados con el mejor ambiente laboral, lo que se traduce, en un buen empleado y feliz.
  5. Las empresas pueden crear una buena imagen, a partir de observar una política eficiente en materia de seguridad social.

Para los trabajadores

  1. Obtienen un seguro de enfermedades y maternidad: cubriendo enfermedades no profesionales, y maternidad para mujeres trabajadoras.
  2. Seguro de riesgos profesionales: Cubre accidentes y enfermedades a las que las personas estén expuestas en su trabajo.
  3. Seguro de Invalidez y Vida: Cubre los riesgos por muerte del asegurado o del pensionado.
  4. Seguro obligatorio de accidentes de tránsito: Cubre eventos de origen en accidentes de tránsito.
  5. Atención médica, hospitalaria, farmacéutica y rehabilitación para el trabajador y su familia.
  6.  Ahorro para el retiro.
  7. Guardería para el cuidado de sus hijos.
  8. Prestaciones sociales (actividades recreativas y centros vacacionales).
  9. Pensiones en caso de invalidez o fallecimiento.

 

Para concluir, podemos mencionar que, la prestación de servicios de salud está orientada al paciente; él es la razón de ser del sistema, y por tanto, los servicios que se prestan deben estar enmarcados dentro de parámetros de calidad humana y profesional, contemplados en los decretos regidos de acuerdo al Estado y las empresas, que son el intermediario entre ambos.

 

Déjanos tus valiosos comentarios sobre este artículo, gracias.