Consultor práctico vs. Consultor teórico

Escrito por Cofide

Tags: capacitacion empresarial, consultoría

Para hablar de consultores y consultoría lo primero que debemos entender es que estos términos pueden tener varios significados. Para efectos de este artículo ,vamos a partir de que consultor, es un profesional que provee consejos o asesoría y que se constituye como un experto ya sea que domine un tema en particular o que domine un tema en cierta área.

 

Es preciso considerar que hoy en día la labor del consultor es imprescindible para cualesquiera organizaciones con el fin de continuar con el objeto de las mismas y garantizar  su subsistencia.

 

No obstante, para muchas empresas, la contratación de consultores implica grandes retos en términos de presupuesto e inversiones y en el logro de los resultados deseados. Dicho de otra forma, un grave problema que enfrentan las organizaciones es la precariedad de los resultados obtenidos con base en el desempeño de los consultores contratados.

 

Sin embargo, para lograr los resultados deseados siempre será necesario alinear las expectativas de quien compra la consultoría con los servicios , alcance y métodos utilizados por el consultor contratado.

 

Tipos de Consultor

Hablando de consultores ,por su naturaleza , son expertos en una materia en específico, sin embargo, existen varios tipos de perfiles de expertos ,ejemplos:

 

1.Experto académico. Este profesional ha obtenido su expertise por medio de la instrucción, del estudio formal y de la investigación, es decir, es una persona que ha dedicado gran parte de su desarrollo profesional al estudio (licenciaturas, maestrías y doctorados  o cualquier forma de adquirir conocimientos académicos).

 

2.Experto por práctica profesional: este sin duda además de haber completado sus estudios profesionales, gran parte de su carrera profesional se ha dedicado a asesorar empresas y personas por medio de la implementación y ejecución de proyectos, es decir, sus conocimientos, los lleva al terreno de la práctica y su experiencia acumulada en dichos proyectos es de hecho lo que lo constituye como un experto en la materia.

 

Como se podrá ver en las definiciones arriba mencionadas, no cabe duda que el consultor adquiere por dos camino diferentes la calidad de experto en la materia que se trate.

 

Esto es innegable , no obstante la pregunta que debemos hacernos no es qué tipo de consultor requiero sino más bien definir previamente a la contratación cuál es el equilibrio que requiero para la necesidad específica entre la experiencia práctica y la experiencia y conocimiento académico.

 

Desde mi punto de vista no existen consultores malos, sino que, existe una discrepancia entre el resultado que quiero comparado con el perfil del consultor que contrato y con la inversión que requiero para resolver la necesidad específica que tengo.

 

Principales consultorías requeridas en las empresas

En la actualidad dado la complejidad de los mercados ,la variedad de bienes y servicios ofrecidos y los grandes saltos tecnológicos que se dan en el corto plazo, las empresas y organizaciones requieren y consumen consultoría en diversos ámbitos; ya que  sería ineficiente  y por lo mismo riesgoso tener expertos de toda disciplina o materia  como parte de la estructura de la organización.

 

Ejemplos de consultoría necesarias para una gran mayoría de empresas son:

 

  • Tecnología; sería imposible que cada empresa contará con un departamento de expertos internos para desarrollo de tecnología que cubra sus necesidades, es decir para una necesidad específica de alguna aplicación tecnológica sin duda alguna es más eficiente contratar una empresa consultora que desarrolle un proyecto que contratar un experto que desarrolle el mismo  proyecto.

 

De este modo, además de ser eficiente en los costos garantizamos que un equipo de expertos en la materia nos entregue la aplicación exacta que necesitamos.

 

  • Capacitación y formación: esta función si bien es cierto está inserta en la estructura de la empresas, es decir , cada empresa tiene al encargado de la capacitación de sus colaboradores, en la realidad actual se hace necesario analizar e investigar la factibilidad de contar con un consultor que nos apoye con la función completa desde la detección de necesidades de capacitación hasta la ejecución de los entrenamientos que requiere  y los niveles de cada área.

 

  • Otras: Logística ,jurídico, comercial etc.

 

Con todo lo dicho en los párrafos anteriores los invito a la reflexión y al análisis, independientemente del tamaño, tipo de industria o sector a la que pertenezca tu organización a efectos de llegar a las conclusiones perfectamente pensadas  y a la toma de decisión correcta antes de decidir la contratación de un consultor y antes de elegir al mismo.

 

Pasos a considerar para contratar servicios de consultoría

Es sumamente importante que como empresarios o ejecutivos consideremos que la contratación de consultoría no es una moda sino que ésta debe de obedecer a una necesidad específica de la organización para lo cual considero que debemos ajustarnos a los siguientes pasos:

 

  1. Identificación concreta y específica de la necesidad de la organización. En este aspecto entre más específica la necesidad mejor será  la decisión de contratar o no un consultor y los resultados que arroje dicha contratación.

 

Como una regla no escrita en mi experiencia a mayor ambigüedad  de la necesidad  mayor riesgo de fracasar en el resultado deseado, ejemplo, si la contratación de un consultor es para “mejorar las funciones del equipo comercial” seguramente al final tendremos un equipo igual de ineficiente que al principio con el costo agregado de la consultoría. 

 

A diferencia de contratar una consultoría para “implementar el canal de distribución de ecommerce” en este caso específico  la consultoría nos llevará a tener un canal de distribución , el cual podrá aumentar el nivel de ventas de la organización pero no será la solución completa para “mejorar la función comercial de la organización”.

 

  1. Análisis del perfil del consultor: Una vez detectada la necesidad específica habremos de preguntarnos el perfil que debemos considerar para que se lleve a cabo la consultoría, por ejemplo , si la necesidad se refiere al desarrollo de un ecommerce, lo que necesitamos es un consultor que a  lo largo del tiempo haya desarrollado diversos proyectos de aplicación de ecommerce con sus clientes.

 

Por otro lado, si lo que requerimos es una consultoría para desarrollar  temas de liderazgo a los ejecutivos de la organización no cabe duda que el consultor que requerimos tiene que tener un cúmulo de estudios académicos en el desarrollo y comportamiento  humano, por ejemplo, estudios en psicología, estudios en comunicación efectiva y programación neurolingüística y coaching, entre otros.

 

  1. Decisión respecto del perfil: Una vez analizado el perfil podemos ir en búsqueda de la empresa o personas que más se asemeja al perfil que definimos y cuyo expertise práctico y académico sea en la materia de la necesidad que requerimos.

 

  1. Enfoque y alcance del proyecto de consultoría: uno de los grandes errores de las empresas que contratan consultoría, es no definir el enfoque y alcance de la consultoría.

 

Desde mi punto de vista estos dos elementos deben ser definidos por la empresa que contrata los servicios de consultoría, y el consultor, alineado a estos elementos, deberá presentar su propuesta técnica y económica en la cual describe de manera clara los métodos a utilizar, lo recursos que necesitará de la empresa, las condiciones en las que se prestara el servicio y  el precio del mismo.

 

  1. Selección del consultor: Es recomendable que para tomar esa decisión la empresa compare el número de consultores que se requiera a efecto de que quien sea seleccionado sea aquel que ofrezca  la solución a la necesidad identificada por la empresa, que tenga el perfil definido por la empresa y le de el mejor precio posible en este orden.

Lo que nunca debes hacer al momento de contratar servicios de consultoría.

 

1.Contratar un consultor por precio dejando de lado la necesidad y el perfil (“vamos con este, no tiene experiencia , pero es el más barato”).

 

         2.Contratar un consultor por moda (“ toda la industria tiene un consultor en inteligencia artificial ¿Y nosotros qué esperamos”).

 

3.Contratar un consultor que pretenda conocer tu negocio más que tu (“tu misión y visión no reflejan lo que eres, te propongo que…).

 

4.Contratar un consultor que dice tener la  solución a una necesidad que tú aún no has analizado (“tus ventas van bien pero lo que tu necesitas es un nuevo modelo comercial”).



Conclusión

 

Como conclusión puedo decir que si bien existen varios tipos de consultores y es necesario conocerlos, lo más importante será que las empresas que pretendan contratar servicios de consultoría documenten el análisis del que acabamos de mencionar a efectos que la decisión de alta dirección esté basada en razonamiento, necesidades y hechos.

 

Para el empresario o ejecutivo de la empresa actual no es suficiente guiarse por la intuición sino que sus decisiones además deben sustentarse en el método científico.