shutterstock_585371351

El mercado de servicios financieros en México se ha diversificado en los últimos años con la entrada de diversas empresas habilitadas para realizar operaciones de crédito. 

Este es el caso de las empresas que laboran bajo el esquema de Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom). Se trata de compañías que pueden realizar actividades paralelas y auxiliares a los bancos u otras instituciones de crédito, tales como manejo de crédito, arrendamiento financiero o factoraje financiero.

El principal mercado de estas instituciones son los pequeños emprendimientos o el otorgamiento de créditos individuales para el consumo.cta 4 cofidenet

Crédito barato

El crecimiento de las Sofomes se debe a las dificultades para el acceso al crédito por parte de las pequeñas y medianas empresas. En una situación similar se encuentran los empleados de empresas o trabajadores por cuenta propia, cuyos niveles de ingresos no los hacen elegibles para obtener préstamos en los bancos.

Según datos de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), existen alrededor de 3,000 Sociedades Financieras de Objeto Múltiple en México, de un total de 4,000 instituciones de crédito entre bancos, fondos para el retiro (Afores), aseguradoras, sociedades de inversión o casas de cambio, entre otras. 

Las Sociedades Financieras de Objeto Múltiple ofrecen préstamos rápidos, con pocos requisitos y con mecanismos como pago por nómina, en el cual el cobro se hace del sueldo mensual, o con tarjetas de crédito de instituciones bancarias como garantía.

¿Quién las regula?

Las Sofomes deben adecuarse al marco normativo establecido por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el organismo oficial que regula la actividad bancaria y financiera en el país.

Su establecimiento está regulado por el artículo 87-B y 87-K de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito(LGOAAC), donde se indican los requisitos y atribuciones de estas sociedades. 

Como elemento básico, la ley establece que una Sofom debe estar registradas ante la Condusef y ser vigilada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

La ley admite la existencia de dos tipos de Sofom: Reguladas, que en su denominación social llevan la indicación Entidad Regulada o E.R., y las No Reguladas, que se indican con las letras E.N.R.

Fundamentos legales

A continuación, te presentamos el régimen de operación de las Sofomes y los fundamentos legales que las sustentan.

Constitución de las Sofomes

La ley establece que todo persona pude realizar actividades de crédito, arrendamiento financiero y factoraje financiero, sin necesidad de contar con un permiso del gobierno federal. En otras palabras, toda persona puede prestar dinero a otra, y este es el fundamento legal de las Sofomes, que realizan esas actividades legítimas y obtienen beneficios de ello. 

Solamente en el caso de que una Sofom esté vinculada por su patrimonio a una institución de crédito regulada, como bancos u otras, será necesaria una vigilancia de la CNBV.

Registro ante Condusef

El artículo 87-B de la LGOAAC establece que una Sofom solamente puede operar si está registrada ante la Condusef, que actúa como salvaguarda de los intereses del consumidor. En su razón social la Sofom deberá identificarse como "Sociedad Financiera de Objeto Múltiple" o Sofom, e indicar si se trata de una entidad regulada o no regulada.

Control de la Asociación Nacional Bancaria y de Valores

La CNBV es el organismo descentralizando de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que vigila el cumplimiento de la normativa en las instituciones de crédito. Como tal, es el regulador de las Sofomes.

¿Qué son las Sofomes reguladas? 

Las Sofomes reguladas son aquellas que, según indica la ley, mantienen relaciones patrimoniales con otras instituciones de crédito. Puede tratarse de bancos, sociedades financieras de diferente tipo, cooperativas de ahorro y préstamo u otras. Nueva llamada a la acción

Sofomes no reguladas, lo que debes saber 

En el caso de las Sofomes no reguladas, la CNBV realiza exclusivamente los controles que establece la ley para prevenir actividades de lavado de dinero y financiamiento de actividades terroristas. Los clientes se encuentran menos protegidos, pero pueden acudir a la Condusef en caso de advertir irregularidades.

¿Cuántas Sofomes existen?

La CNBV mantiene en su página de Internet el Padrón de Entidades Supervisadas (PES), una base de datos de entidades de servicios financieros. Allí aparecen tanto las Sofomes reguladas, que llegan a 47, como las no reguladas, que suman 1,596 sociedades. Este registro se refiere a las entidades bajo supervisión de la CNBV.

Fuentes de financiamiento

Las Sofomes no pueden captar ahorros de los usuarios. Su financiamiento debe provenir de préstamos y créditos bancarios, aunque también pueden emitir títulos como sociedades anónimas.

Las Sofomes son una opción que muchos usuarios del crédito pueden considerar como fuente de financiamiento para sus actividades, especialmente pequeñas y medianas empresas, cuyo acceso a préstamos bancarios es complejo, pero con actividades productivas que les permiten pagar sus deudas.

cta 4 cofidenet