Son diversas las áreas en que los cambios legislativos nos piden estar atentos.

Diversos aspectos se han visto tocados por esta renovación, y es importante mantenerse a la vanguardia para desempeñarse con éxito en el ámbito profesional, ya sea en el área de recursos humanos como en otras afines.

Las novedades aplicadas este año 2017 atraviesan diversos campos de acción. Así, tanto en lo laboral como en lo impositivo, pasando por los temas de seguro social e INFONAVIT, existen actualizaciones que, tal como un sistema operativo computacional, nos piden renovarnos para funcionar de forma correcta.

¿De qué se tratan estas reformas?

Esa es una pregunta tan amplia como amplia es su respuesta. Revisemos diversos ámbitos en los que, por así decirlo, habrá que “presionar F5”:

Reformas fiscales

En el ámbito fiscal tenemos, en primer lugar, modificaciones a los CFDI de nómina. Solamente el hecho de que hoy se emitan 75 millones de recibos de nómina nos da una idea de la dimensión de cada cambio.

Existe una nueva versión técnica del complemento de las facturas electrónicas como comprobante de pago.

El recibo de nómina recibido por los trabajadores deberá especificar no solo qué tipo de trabajador es, sino también a qué área pertenece, y la naturaleza del comprobante.

Se deben hacer CFDI y su complemento tras cada depósito a los trabajadores, sea este semanal, quincenal o mensual.

En cuanto a las repercusiones del Código Fiscal de la Federación, se generaliza el uso de la firma electrónica y el buzón tributario.

Del mismo modo, se pretende fortalecer los comprobantes fiscales digitales por Internet, junto con el envío de información al SAT sobre las certificaciones que no cumplan con las especificaciones tecnológicas.

Reformas en materia laboral

Siempre teniendo en mente cuál es el impacto en Recursos Humanos, podemos decir que la reforma constitucional promueve una nueva resolución de conflictos.

Ya no habrá Juntas de Conciliación y Arbitraje, estableciendo centros de conciliación autónomos e independientes, para llegar a soluciones de modo más veloz.

Adicionalmente, se pretende impulsar el voto secreto en los sindicatos.

En materia económica, la UMA, o Unidad de Medida y Actualización llega a desprenderse del VSM (veces sueldo mínimo). De este modo, el salario mínimo podrá subir sin tener efectos nocivos en ningún otro pago.

Además, las personas con discapacidad están en el corazón de una nueva norma de protección civil.

Los inmuebles y establecimientos mercantiles donde estas personas trabajen o estudien deberán capacitar y sensibilizar a brigadistas, censar a aquellas personas, brindar libre acceso y rutas de evacuación, y garantizarles preferencia para ocupar la planta baja.

Reformas en materia de Seguro Social e INFONAVIT

Hablemos ahora de los riesgos de trabajo. El espíritu de la nueva regulación es retirar la pesada carga que existía sobre el empleador para supervisar y fiscalizar cualquier irregularidad en cuanto a los riesgos de trabajo.

En cuanto al Número de Seguro Social, se establecen vías tanto para unificar cuentas como para separarlas.

Por su parte, el INFONAVIT tendrá nuevos programas para reestructurar sus créditos.

La ya mencionada inclusión de un nuevo parámetro, la UMA, implica recalcular los saldos de los créditos.

Se trata de 6 millones de créditos en total, por lo que se trata de una tarea titánica, que podría culminar, siendo optimistas, recién en 2020.

El incremento de la UMA estará determinado por el INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) de forma anual.

De cualquier modo, lo recomendable para quienes posean créditos hipotecarios con el INFONAVIT en VSM o UMA es cambiarlos a pesos.

Una mejor legislación fiscal: un SAT más moderno

El Servicio de Administración Tributaria, o SAT, es el ente que, junto con los legisladores, ha impulsado las modificaciones en áreas como los recibos electrónicos de nómina, en busca de una mejor fiscalización.

La verdad es que este año marca un antes y un después en el ámbito de la facturación electrónica en nuestro país.

El comprobante CFDI (cuya sigla significa comprobante fiscal digital por Internet) está pasando por un proceso de actualización para el que se necesita estar al día y atento a los nuevos requerimientos.

Nuevas formas para funcionar mejor

Lo que se busca principalmente con las nuevas normativas, más que un incremento de la recaudación fiscal, es una mejoría sustancial en la calidad de los datos recaudados.

Esto, por supuesto, implica que son los contribuyentes los llamados a entregar datos de calidad, a modo de evitar discrepancias fiscales y contables.

A cambio de una mayor precisión a la hora de presentar su información, los contribuyentes se verán beneficiados gracias a esa misma información.

Por ejemplo, podrán saber cuándo se paga una factura. Es así como nacen las soluciones a los problemas que se han venido detectando en el sistema a lo largo de todos estos años.

La versión 3.3 de CFDI implica el uso de 23 catálogos con estándares que los uniforman, de modo que exista una base común.

Además, se eliminan los domicilios del emisor y del receptor. Por otra parte, se implementa el uso de reglas de validación aritméticas, condicionales y de congruencia.

Quienes están detrás de esta nueva versión de la factura electrónica desean que ésta aporte a brindar una mayor transparencia, ya sea para el contribuyente como para sus clientes.

Un mundo de actualizaciones

De forma similar, hay más actualizaciones que van a impactar al CFDI. Por ejemplo, la versión 1.2 del complemento de nómina, que intenta encontrar una solución para reiterados problemas.

Se cubrirán escenarios que antes no se contemplaban como pensionados, separaciones e indemnizaciones.

En segundo lugar está el tema de la validación de los RFC (Registro Federal de Contribuyentes) de los empleados. Esto impedirá que existan nóminas emitidas a personas que no estén dadas de alta en los registros del SAT.

Los catálogos también aseguran la calidad en la cual la información se presenta y administra. Además, las reglas de validación semánticas se encargan de que todos los montos ingresados en las nóminas sean los correctos, lo cual brinda un resguardo contra errores humanos.

En otras materias, los nuevos cambios también traen consigo la implementación de un nuevo complemento. Se trata del complemento de notificación de recepción de pago.

Esta alteración puede parecer menor, pero tiene como propósito que quien emite la factura tenga una mayor claridad sobre cuándo ésta ha sido pagada por el cliente.

Esto será válido para los pagos en una sola exhibición que sean posteriores a la expedición del CFDI, también para pagos en parcialidades y para operaciones a crédito que resulten posteriores a la emisión del CFDI.

Una de las características novedosas de la nueva legislación es el bloqueo de la factura para que ya no pueda ser cancelada con posterioridad.

Como ves, el fin último es una mejor calidad de información. Se espera que a través de estos nuevas sistemas, comprobantes y complementos, nuestros trámites fiscales y contables se simplifiquen.

Ven a aprender más

Ya te das cuenta que es mucho lo que tenemos que hablar. Afortunadamente, todas las dudas quedarán resueltas en un encuentro al que estás más que invitado.

En COFIDE contamos con los instructores más preparados para despejar todas tus dudas en materia de LFT, LISR, IMSS, INFONAVIT, CFF y RCFF.

Serán 5 horas de amena charla que te dejarán más que preparado para interiorizar toda esta información nueva. Además, junto a la asistencia presencial tendrás la opción de seguir el curso en línea, e incluso de ver sus retransmisiones.

No te lo pierdas. Ven y preparémonos juntos para los nuevos tiempos que vienen en materia de recursos humanos.