Si eres generación millennial o principiante en temas de impuestos, ¡tranquilo! No estás solo, pues como tú hay miles de ciudadanos que día a día tienen muchas interrogantes y angustias por la misma razón.

Imagina que eres trabajador independiente y un dia recuerdas que existe una instancia que regula los impuestos que recibes por tus ingresos y ¡ups! jamás has regularizado tus finanzas y decides darte una vuelta a las oficinas de Hacienda y descubres que le debes 30 mil pesos.

Pero, ¿cómo?, ¿por qué?, ¿de dónde salió esa deuda?, seguro son algunas de las preguntas comunes que darían vueltas por tu cabeza en ese momento.cta 6 cofidenet

Porque obviamente si estás realizando actividades por tu cuenta y tratas de ser consciente en tus ingresos y tus gastos, pero pasas por alto o te olvidas de que existe una institución denominada SAT, entonces tu economía estará en serios problemas.

A los veintitantos, los adultos jóvenes aún piensan en la fiesta, revisar redes sociales, y no en pagar cuantiosas deudas provenientes del SAT, pero justo por esto es que son tan comunes, por que las generaciones de trabajadores independientes más jóvenes descuidan esta parte de sus finanzas.

Cada cheque o transferencia que recibes es un portal para que el gobierno acceda a tus ingresos y mientras tu piensas en gastar en la fiesta, Hacienda está preparando un platillo de deudas.

Por ello, para que evites tener problemas con el SAT te daremos una serie de consejos que te permitirá dar seriedad a los impuestos y las repercusiones que pueden generar en tu economía si no les das la importancia necesaria.cta 5 cofidenet

El RFC

Uno de los principales requisitos que las empresas solicitan para introducirte en la vida laboral es contar con el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) mismo que el gobierno te otorga y con el que te identifica de por vida.

Sin embargo, aunque trabajes de freelance también tienes la obligación de darte de alta y es cuando debes poner atención al régimen en el que te registras.

El RFC es la clave que toda persona física o moral necesita en México para realizar cualquier actividad económica lícita y por la que está obligada a pagar impuestos, aquí es donde está la clave de todo.

Desde que te das de alta en el SAT a través del RFC tienes la obligación como contribuyente de cumplir con un porcentaje de impuestos y según el régimen en el que te diste de alta debes realizar declaraciones o no.

¿Quiénes están obligados a declarar?

Según el Servicio de Administración Tributaria deben realizar la declaración anual aquellas personas físicas que han obtenido ingresos bajo los siguientes conceptos:

  • Por prestar servicios profesionales (honorarios)
  • Por rentar bienes inmuebles
  • Por realizar actividades empresariales (comerciales, industriales, agrícolas, ganaderas, silvícolas, de pesca, y de autotransporte), excepto los que tributen en el Régimen de Incorporación Fiscal.
  • Por enajenar bienes
  • Por adquirir bienes
  • Por percibir salarios
  • Otros ingresos, por ejemplo: las deudas condonadas por el acreedor o pagadas por otra persona, por inversiones en el extranjero, por intereses moratorios, y/o por penas convencionales, etc.

En el caso de los prestadores de servicios, éstos deben realizar dos tipos de declaraciones, las anuales y las mensuales.

Las mensuales son con el objeto de calcular tu impuesto sobre la Renta y el Impuesto al Valor Agregado que deberás pagar por tus operaciones.

Para poder realizar las operaciones necesitas tener tus ingresos, gastos y retenciones de una forma organizada y sumados mensualmente para capturarlos, todo esto puedes realizarlo a través de la aplicación Declaraciones y Pagos en sat.gob.mx

¿Qué pasa si no realizó las declaraciones correspondientes?

Si eres trabajador independiente, la clave para evitar problemas con el SAT es realizar las declaraciones que te corresponden en tiempo y forma, pues de lo contrario es cuando las deudas aparecerán sin que te des cuenta.

Según Milenio, las multas por no realizar la declaración anual pueden dividirse de la siguiente manera:

  • De 1 mil 400 a 17 mil 370 pesos por no declarar en el plazo correspondiente.
  • De 1 mil 400 a 34 mil 730 pesos por presentar una declaración, solicitud, aviso o constancia, fuera del plazo señalado en el requerimiento o por incumplir dicho requerimiento.
  • De 14 mil 230 a 28 mil 490 pesos por no presentar las declaraciones por internet estando obligado a ello, presentarlas fuera del plazo, no cumplir con los requerimientos de las autoridades o cumplirlos fuera del tiempo señalado.

cta 6 cofidenet¿Cómo puedo realizar las declaraciones?

Este tipo de trámites puedes realizarlo a través del servicio de declaraciones en la plataforma del SAT. En él puedes presentar tus declaraciones provisionales o definitivas del año en curso, así como la que tienes pendientes de años anteriores, incluso, puedes realizar las complementarias.

Dicho servicio de declaraciones incluye la opción cálculo automático de los impuestos, además de ayuda en línea por lo que solo requieres tener a la mano tu bitácora de información debidamente llenada.

Es preciso detallar que si tienes alguna duda sobre los procesos o no tienes ni la menor idea de cómo poner en orden tus finanzas, puedes contratar un contador que te asesore en el proceso.

Otra opción es llamar o presentarte ante el Servicio de Administración Tributaria para que te auxilien y resuelven tus dudas.

 CTA Cursos y seminarios