Los estados financieros básicos siempre han sido una herramienta importante para que mes a mes la dirección general de la empresa tome decisiones relevantes propias de su trabajo.

Así para que accionistas, inversionistas y demás interesados puedan conocer a ciencia cierta la salud financiera y económica de una organización en un momento dado. 

En consecuencia, deben ser fidedignos y correctos, es decir corresponder a una elaboración bajo estricto apego a las NIF.

Recordemos que México inició la convergencia hacia esta normativa internacional desde el año 2005 y hoy en día regula gran parte de la actividad contable en el país. cta 6 cofidenet

Pero ¿cuáles son esos estados financieros según las NIF?

La presentación y revelación de la información financiera de los estados financieros y sus notas se encuentra regulada por La NIF A-7.

No obstante, la norma presenta un acápite para cada uno de ellos, donde expone conceptos básicos y pautas de elaboración. Veamos: 

Estado de Flujo de Efectivo 

La norma que regula la presentación, estructura y elaboración de este estado financiero básico es la NIF B-2, que además nos dice que es el encargado de mostrar: 

 “… las fuentes y aplicaciones del efectivo de la entidad en el periodo, las cuales son clasificadas en actividades de operación, de inversión y de financiamiento”.

Se trata de un informe de suma importancia para los usuarios de los estados financieros básicos porque: 

  • Da a conocer el impacto de las operaciones de la entidad en su efectivo. 
  • El origen de los flujos de efectivo generados. 
  • El destino de los flujos de efectivo aplicados. 

Al respecto debemos tener presentes que una organización puede incrementar de manera considerable su saldo de efectivo en un periodo determinado.

Sin embargo el impacto en sus finanzas variará totalmente dependiendo de la procedencia de dichos flujos favorables.

De ahí que el informe se clasifique en: actividades de operación, de inversión y de financiamiento

Estado de Resultado Integral

Las normas generales para la presentación y estructura del estado de resultado integral, los requerimientos mínimos de su contenido y la normatividad para su revelación, los encontramos en NIF B-3. 

Debemos aplicarlas a cabalidad, pues este informe muestra ordenada y detalladamente la forma en que se obtuvieron las utilidades o pérdidas durante un periodo determinado.cta 5 cofidenet

De acuerdo con la norma citada anteriormente, el estado de resultado integral se divide en: 

  • Ventas o ingresos netos. 
  • Costos y gastos. 
  • Resultado Integral de Financiamiento (RIF). 
  • Participación en la utilidad o pérdida neta de otras entidades. 
  • Utilidad o pérdida antes de impuestos a la utilidad. 
  • Impuestos a la utilidad. 
  • Utilidad o pérdida de operaciones continuas. 
  • Operaciones discontinuadas. 
  • Utilidad o pérdida neta. 

Cada uno de estos rubros tiene su propia definición y modo de cálculo, claramente expuestas en la NIF B2.

Por eso, antes de elaborar un estado de resultado integral, debemos conocer dicha norma en profundidad.

De lo contrario, corremos el riesgo de generar un informe cuya información no sea precisa y resulte poco útil para determinar a ciencia cierta el nivel de eficiencia operativa, rentabilidad, riesgo financiero, grado de solvencia y liquidez de la organización.

Estado de Situación Financiera

También conocido como balance general o estado de posición financiera, es el que nos permite tener informes comparables con los estados financieros de la misma entidad relativos a periodos anteriores, y con los de otras entidades incluso a nivel global.

Sus requisitos mínimos de contenido y presentación se encuentran condensados en la NIF B-6

Este estado financiero básico, según la norma, muestra información sobre los recursos y obligaciones financieros de la organización a una fecha determinada.

Por lo tanto, según la NIF A-5, “Elementos básicos de los estados financieros”, en él debemos presentar todos los rubros de activo, pasivo y capital contable de la entidad (activos menos pasivos),

Estado de variaciones en el capital contable

En este estado financiero debemos mostrar una conciliación entre los saldos iniciales y finales del periodo de cada uno de los rubros que forman parte del capital contable, es decir de: 

  • El capital contribuido, conformado por los aportes de los propietarios de la entidad. 
  • El capital ganado, que se conforma mediante las utilidades y pérdidas generadas por las operaciones de la organización. 

En ese sentido, los elementos básicos del estado de variaciones del capital contable son: 

  • Movimientos de propietarios.
  • Movimientos de reservas. 
  • Resultado integral. 

Tales elementos se encuentran definidos en la NIF A-5, citada anteriormente. Por lo cual esa NIF hace las veces de base conceptual para el desarrollo y elaboración del informe básico que estamos tratando. 

Finalmente, la NIF B-4, que es la que establece las normas generales para la presentación y estructura de este estado financiero básico.

Así como los requerimientos mínimos de su contenido y las pautas generales de revelación, nos dice que en dicho informe tenemos que presentar en forma segregada los importes relativos a:

  • Saldos iniciales del capital contable. 
  • Ajustes por aplicación retrospectiva por cambios contables.
  • Saldos iniciales ajustados. 
  • Movimientos del capital contribuido. 
  • Resultado integral.
  • Movimientos del capital ganado. 
  • Saldos finales del capital contable.

Una estructura que sin duda resulta en extremo eficaz para la comparabilidad de la información financiera entre las distintas entidades. cta 4 cofidenet

Estados financieros de entidades no lucrativas 

Según las NIF A-3, una Entidad con Propósitos No Lucrativos (EPNL) es aquella:

unidad identificable que realiza actividades económicas, constituida por combinaciones de recursos humanos, materiales y de aportación.

Coordinados por una autoridad que toma decisiones encaminadas a la consecución de los fines para los que fue creada, principalmente de beneficio social, y que no resarce económicamente la contribución a sus patrocinadores".

Por ende, se tienen las siguientes características:

En otras palabras, se trata de entidades cuyo único objeto es proporcionar los servicios o productos para la que fueron constituidas, por lo que deben mantener su patrimonio para seguir subsistiendo.

En este contexto, la NIF A-3, nos dice que las entidades con propósitos no lucrativas deben presentar los siguientes estados financieros básicos:

  • Estado de posición financiera. 
  • Estado de actividades.
  • Estado de flujos de efectivo. 

No obstante, dadas las características no lucrativas de estas entidades, las NIF han dispuesto en su NIF B-16, un tratamiento especial para la elaboración y presentación de dichos informes, así como para las revelaciones que deben hacer.

Se trata de un tema complejo y extenso, que no podemos discernir con precisión en esta entrada por falta de espacio, pero que los contadores y administradores de organizaciones de este tipo deben conocer con precisión para poder cumplir cabalmente con la norma.

En todo caso, tanto estos estados financieros como los de aquellas de orden lucrativo serán tratados con precisión en el curso “Elaboración de estados financieros básicos en estricto apego a las NIF´s”, dictado por el COFIDE.

En él aprenderemos todo lo referente al marco conceptual de cada uno de los informes enunciados anteriormente, así como toda la normativa específica que regula su presentación y elaboración.

Es decir que los asistentes a dicho evento formativo saldrán expertos en el tema, listos para trabajar tal y como las normas internacionales de información financiera lo exigen. 

Recomendamos a empresarios y profesionales del área contable asistir, no sólo para que adquieran la capacidad técnica para elaborar los estados financieros básicos exigidos por las NIF y así cumplir con la ley.

Sino para que los negocios que se encuentren a su cargo generen información financiera realmente comparable con la de cualquier entidad del mundo.

No les tomará demasiado tiempo y, en cambio, les traerá enormes beneficios. Nueva llamada a la acción