Cuando hablamos de Contabilidad de Costos, nos referimos a “un sistema de información que permite registrar, determinar, distribuir, acumular, analizar, interpretar, controlar e informar de los costos de producción, distribución, administración, y financiamiento”.

Como tal, es fundamental para la gestión de todo negocio. Cuando no contamos con una determinación de costos adecuada, afectamos seriamente la empresa de las siguientes maneras:

Impide realizar estrategias de precio eficaces

Como bien sabemos, los precios de venta se deben fijar considerando los costos de producción. Siendo así, es imposible fijarlos con precisión y corregirlos en el tiempo si no se cuenta con las cifras de costos actualizadas y determinadas con precisión. Al final, esto puede representar un duro golpe para las utilidades del negocio. 

Impide conocer las actividades más rentables

La determinación de costos arroja luces sobre las actividades que traen ganancias y aquellas que resultan en pérdidas. Por eso, cuando no realizamos esta tarea con precisión resulta imposible crear planes de acción estratégicos y terminamos enfocando esfuerzos en trabajos que pueden no generar los ingresos deseados.

Disminuye la competitividad de la empresa

El análisis de costos es fundamental para entender la ventaja competitiva de un negocio. Mediante éste, conocemos en qué parte de la cadena de producción se puede incrementar el valor para el cliente y en qué lugar es posible reducir los costos, y eliminar aquellas actividades que generan gastos y no aportan beneficios.

Esto, sumado al análisis de la competencia y las relaciones con los proveedores, nos permite identificar ventajas competitivas que ayudan a proteger y consolidar la posición de la empresa en el mercado.

No permite medir ni mejorar la eficiencia

Imaginemos que en 2017 a la zapatería X le costó 100 pesos producir un par de zapatos, mientras que fabricar el mismo producto en 2018 le valió 120 pesos. Esta variación puede deberse a un aumento en el precio de las materias primas, a un mayor desperdicio en las líneas de producción, a un bajonazo de la productividad de los empleados, etc. 

Se trata de un análisis comparativo que da cuenta de la eficiencia de la empresa, y que solo se puede realizar mediante una determinación de costos adecuada. 

Dificulta la innovación e inversiones 

La información sobre costos es fundamental para resolver interrogantes sobre la viabilidad de innovar. 

Por ejemplo, en el supuesto de que quisiéramos remplazar en la empresa “X” la mano de obra por maquinaria o una herramienta digital, lo más conveniente sería que conociéramos a ciencia cierta el costo de producción con talento humano y el que tendríamos con las maquinas o software a incorporar a los procesos del negocio. Esa sería la única manera de determinar si es rentable invertir en la innovación o no. 

Impide el control de gastos

Un buen cálculo de los costos sirve como herramienta para detectar desperdicios, gastos hormiga, compras innecesarias, sobrecostos en los flujos de trabajo y pérdidas ocasionadas por la inactividad de trabajadores y/o maquinaria, entre otros egresos que impactan seriamente las finanzas de cualquier negocio. 

Cuando no se lleva a cabo, es muy fácil caer en problemas de iliquidez. 

Dificulta la implementación de sistemas de remuneración enfocados en la productividad 

Según estadísticas recopiladas por Hay Group, 81% de las empresas considera que el sistema de renta variable es clave para el logro de objetivos estratégicos en el negocio. Sin embargo, para implementarlo es clave diseñar bandas salariales y metodologías para remunerar cada colaborador con respecto a su aporte a la organización ¿Y cómo saberlo si no conocemos los costos de producción?

En términos generales, cuando una empresa no cuenta con un correcto sistema de determinación de costos es más vulnerable a tomar decisiones erradas, no tiene el control real de sus finanzas y no puede planificar, gestionar y evaluar rentablemente los flujos de trabajo. 

Atendiendo a lo anterior, a la hora de calcular los costos de producción es importante considerar tres grandes grupos de gastos:

  • Materia prima: debemos contabilizar todos los valores relacionados con el precio final: flete, seguros, aduana, impuestos, etc.
  • Mano de obra: este cálculo incluye el sueldo bruto del empleado, las prestaciones, impuestos, beneficios, dotaciones y capacitaciones.
  • Costos generales de fabricación: incluyen costes de producción como alquiler, maquinaria, servicios públicos, mantenimiento, depreciación de los activos y demás que influyan directa o indirectamente en la producción de la organización. 

Como lo vemos, es importante incluir la contabilidad de costos en la gestión de nuestros negocios. De lo contrario, tenemos más posibilidades de quebrar. De hecho, según la directora operativa de Educación Financiera CitiBanamex, la falta de registros contables es el principal motivo de fracaso empresarial. ¿Entiendes la importancia de llevar una adecuada determinación de costos?