Una contabilidad transparente y preparada sobre una misma norma contable, ayudará a los estados y municipios a dar un mejor seguimiento al uso de recursos, de manera que se puedan efectuar comparaciones con gobiernos antecesores, así como con el de otros estados a la misma fecha; lo que será de gran beneficio para la transparencia y rendición de cuentas en nuestro país.                                                                                                           

 

La información que te presentamos en este artículo, se refiere a qué es la Contabilidad Gubernamental, y avances y desafíos de acuerdo al marco normativo aplicado a la administración pública en México.

 

En el ámbito laboral, (los contadores, fiscalistas, administradores, auditores, contralores), y cualquier persona que esté interesada en el tema, esta información le será de gran utilidad.

 

El objetivo de la Ley General de Contabilidad Gubernamental (LGCG), desde su nacimiento en 2008, es el de desarrollar e implementar  mecanismos para que México, en sus tres órdenes de gobierno, se ajuste y esté a la vanguardia de las nuevas tendencias en materia contable.

 

Se busca, también con esta ley, lograr una adecuada armonización  de la Contabilidad Gubernamental en cuanto a la emisión de información financiera de los tres órdenes de gobierno, a través del establecimiento de criterios generales.

 

Además de facilitar el registro y la fiscalización de los activos, pasivos, ingresos y gastos, con el fin de medir la eficacia, economía y eficiencia del gasto e ingresos públicos, la administración de la deuda pública y el patrimonio del Estado.

 

Establecer un sistema de contabilidad gubernamental que sea la herramienta de apoyo para la toma de decisiones sobre las finanzas públicas, y que refleje la aplicación de principios contables bajo estándares nacionales e internacionales vigentes.

 

 

Contabilidad Gubernamental

La Contabilidad Gubernamental es, ante todo, un sistema de registro que procesa eventos económicos, presupuestarios y financieros de los entes públicos.

En este sentido, los informes y estados financieros deben elaborarse de acuerdo con las prácticas, métodos, procedimientos, reglas particulares y generales, así como con las disposiciones legales; con el propósito de generar información que tenga validez y relevancia en los ámbitos de los organismos públicos, que sea confiable y comparable, que responda a las necesidades y requisitos de la rendición de cuentas y de la fiscalización y transparencia a la administración financiera gubernamental.

Avances

La LGCG prevé dar una estructura a la información de las finanzas públicas mediante señalamientos específicos para fortalecer el control, detectar, en su caso, un uso no eficiente y constatar que las acciones se realicen con apego al marco contable armonizado para dar cuenta de las acciones de gobierno.

 

El artículo tercero transitorio de la LGCG estableció los plazos en los que el Consejo Nacional de Armonización Contable (CONAC), debía emitir las disposiciones necesarias para lograr la total aplicación de la LGCG. 

 

De igual forma, el artículo cuarto definió el lineamiento al que se debió sujetar la aplicación de los nuevos sistemas contables armonizados para la generación de información financiera patrimonial e indicadores de gestión pública y de resultados. 

 

Para lograr una adecuada Contabilidad Gubernamental armonizada, ha sido necesario coordinar los momentos en los que el CONAC expide las normas complementarias de la ley con las acciones que tienen que seguir los organismos públicos. 

 

En el marco de su gestión, este organismo, ha ido incorporado las normas en sus propias instituciones y ha implementado una plataforma tecnológica por medio de la cual se aplican los nuevos sistemas contables para la generación de reportes en tiempo real.

 

Retos

El reto ahora, es continuar fortaleciendo el proceso de armonización contable para mejorar la calidad de la información financiera en las entidades paraestatales para cumplir con la normatividad establecida en la LGCG. 

Además:

  • Un cambio cultural en quienes procesan, generan y utilizan la información contable. Se necesita un compromiso por parte de los servidores públicos para que la adopción sea exitosa.
  • Así como una participación integral de diversos sectores de la sociedad y de órganos externos, consejos consultivos y organismos internacionales. 
  • Fortalecer el gobierno corporativo de las empresas públicas.
  • Generar información útil, oportuna, confiable y de calidad, a través de los registros contables, para conocer no solo los resultados de un periodo determinado, sino la historia de una entidad, la calidad de su gestión, contar con una base de información para elaborar proyecciones  y tomar decisiones.
  • Analizar los sistemas de información financiera que actualmente se tienen. 
  • Trabajo en conjunto en los estados y municipios para la identificación de las múltiples diferencias conceptuales, normativas y la adopción e implementación de las técnicas que se tienen registradas en los distintos sistemas contables y de rendición de cuentas.

 

Podemos concluir, expresando que la información financiera de las entidades federativas es necesaria para contribuir a la disciplina fiscal, tomar decisiones sobre la asignación de recursos, optimizar la gestión pública e incrementar la transparencia sobre el uso de los recursos de los ciudadanos.

En nuestro país, uno de los mayores retos para el análisis de las finanzas públicas en los tres niveles de Gobierno es propiciar comparabilidad y precisión de la información disponible.

¿Qué te pareció esta información? ¿te fue de utilidad? Déjanos tus comentarios.